Taro. Origen, Descripción, Variedades, Cultivo, Cuidados Y Usos

El nombre científico del Taro es Colocasia esculenta. Según investigaciones, se sabe que cada cultura utiliza esta planta de una manera ligeramente diferente. Esta especie forma parte de los pocos cultivos que logran crecer en zonas inundadas, debido a los pecíolos  que la caracterizan. Representa un alimento básico  la india África y oceánica, pero podemos encontrar ejemplares desde Egipto, Japón y Suriname hasta los EE. UU., España y Fiji.

Origen del Taro

Esta planta tuvo sus orígenes en el sudeste asiático y del sur de la India, actualmente se cultiva en diferentes lugares de todo el mundo.

Descripción

Taro (Colocasia-esculenta)

Taro (Colocasia-esculenta)

Los taros son plantas herbáceas perennes que se cultivan principalmente por sus raíces comestibles, aunque todas sus partes son comestibles. Generalmente están compuestas por un cormo esférico grande (vástago de almacenamiento subterráneo hinchado), del cual emergen unas pocas hojas grandes.

Los pecíolos de las hojas están erguidos y pueden alcanzar longitudes superiores a 1 m (3,3 pies). Las hojas son grandes y en forma de corazón y pueden alcanzar los 50 cm (15.8 in) de longitud. El cormo produce yemas laterales que dan lugar a tubérculos o cormeles y retoños o estolones.

Estas plantas comúnmente alcanzan más de 1 m (3,3 pies) de altura y, aunque son perennes, a menudo se cultivan como anuales y se cosechan después de una temporada. Las especies de Colocasia también pueden denominarse cocoyam, arrurruz, eddoe, macabo o dasheen.

Botánica del Taro

Los taros pertenecen a la familia Araceae. Las plantas que se cultivan con fines alimentarios pertenecen al género Colocasia o al género Xanthosoma. Crece mejor en suelos francos arenosos, fértiles y con buen drenaje, con un pH entre 4,2 y 7,5.

 Se puede cultivar en una amplia variedad de condiciones, incluidos los arrozales en áreas de humedales, utilizando un sistema similar al del arroz. Las especies de Xanthosoma requieren temperaturas superiores a 21 ° C (69.8 ° F) para crecer adecuadamente.

Esta planta prosperará cuando se cultive a plena luz solar o sombra parcial. Estas especies pueden sobrevivir por períodos cortos a temperaturas de 10 ° C (50 ° F), pero serán dañadas o muertas por temperaturas más bajas.

Variedades de Taro

Las variedades más comunes de esta planta son:

  • Colocasia affinis: es una planta de origen Chino que tiene aproximadamente 18 » de altura y se puede desarrollar a sol o sombra parcial.
  • Colocasia Coffee: resiste las zonas de 8a a 10b y mide 72 «de altura. Su origen es asiático.
  • Colocasia esculenta Aloha: se originó en Asia oriental y mide 48″ de altura.
  • Colocasia esculenta Black Coral sus zonas son 7b a 10b y mide 42″ de altura.
  • Colocasia esculenta ‘Magia Negra’: tiene 60 «de altura y tuvo sus orígenes en Asia oriental.
  • Colocasia esculenta ‘Black Ripple’: resistente a las zonas de 8a a 10b, con una altura de 48″.
  • Colocasia esculenta ‘Black Runner‘; es una especie a la que le gusta el sol y mide 60″ de altura.
  • Colocasia esculenta ‘Coal Miner’: zonas de 7a a 10b, al menos. 54″ de altura.
  • Colocasia esculenta ‘Hawaiian Punch’. Zonas: 7b a 10b.
Lee también:   Espinaca (Spinacia oleracea). Origen, Descripción, Variedades, Cultivo, Cuidados Y Usos

Otros tipos

  • Colocasia esculenta ‘Limonada’.
  • Colocasia esculenta ‘Jack’s Giant’
  • Colocasia esculenta ‘Lemon-Lime Gecko’
  • Colocasia esculenta ‘Maui Gold’
  • Colocasia esculenta ‘Mojito’
  • Colocasia esculenta ‘Morning Dew’
  • Colocasia esculenta ‘Tormenta tropical’.
  • Colocasia esculenta var. antiquorum ‘Black Beauty’.
  • Colocasia esculenta ‘Lava blanca’.
  • Colocasia fallax.
  • Colocasia heterochroma
  • Colocasia (Leucocasia) ‘Gigante de Tailandia’.
  • Colocasia ‘Smiley Face’
  • Colocasia (xLeucocolocasia).

Como se cultiva el Taro

El taro se propaga vegetativamente a partir de auriculares («tops») o retoños que se establecen rápidamente y dan la tasa más alta de supervivencia. Los ratoños más grandes tienden a producir cormos más grandes y más robustos, pero el tamaño del material de siembra puede ser determinado por el cultivo en particular, por ejemplo, algunas variedades producirán dos cabezas del mismo cormo si el retoño que se planta es demasiado grande.

En un jardín

Los retoños solo deben tomarse de plantas sanas para proteger los rendimientos y prevenir la propagación de enfermedades. El taro se planta de tal manera que fomente el crecimiento de los retoños, por ejemplo, el uso de espacios más grandes entre plantas y profundidades de siembra poco profundas.

El material de siembra se coloca en surcos o aristas y el espaciado de la planta puede ser de 30 a 100 cm (11.8–39.4 pulg.) entre las plantas, dependiendo del suelo y las condiciones climáticas prevalecientes. Un espacio estrecho ayuda a controlar las malezas, mientras que se prefiere un espacio más amplio para un buen crecimiento.

La siembra en la producción de taro en tierra seca implica abrir el suelo con una pala o un palo de excavación, insertar las piezas de siembra y cerrar. El acolchado se realiza para conservar la humedad. Los abonos se pueden aplicar después de la siembra o se pueden incorporar al suelo durante la preparación inicial de la tierra.

En macetas

Para realizar el cultivo del taro en recipientes debes:

  1. conseguir tierra para plantas o una mezcla para macetas que tenga los nutrientes necesarios para el desarrollo óptimo de la planta.
  2. Remover el sustrato para que sea manipulable a la hora de colocar los retoños.
  3. Introducir los retoños en la maceta, cubrir sus raíces y presionar un poco, pero sin hacerlo con demasiada presión.
  4. Regar constantemente, chequear que la maceta tenga buen drenaje y el suelo no quede empapado.
  5. Deberás replantarla rápido en un jardín o una maceta que tenga dimensiones considerables; sus raíces necesitarán espacio para crecer.

Cuidados del Taro

Plagas y enfermedades que afectan el Taro

Plagas y enfermedades que afectan el Taro

Las plantas de taro son afectadas comúnmente por el virus de la “enfermedad de Colocasia bobone” que provoca hojas engrosadas, enrolladas y a menudo quebradizas; Las venas de las hojas son prominentes y se desarrollan; Los pecíolos de las hojas se acortan y también desarrollan enaciones. El virus es transmitido por los saltamontes. Remueve cualquier planta que muestre síntomas de enfermedad y destrúyela quemándola; la eliminación de las vainas externas de la hoja puede controlar la enfermedad al reducir el número de huevos de saltamontes.

Lee también:   15 Beneficios Y Propiedades Del Alcaparronero

El patrón de mosaico en las hojas; hojas leves a moderadamente distorsionadas también es un problema. Es transmitido por pulgones. El mejor método de control parece ser la plantación de variedades resistentes. Esta planta también es afectada por hongos, la podredumbre de raíz y el escarabajo. Se recomienda la administración pesticidas y jabón insecticida regularmente.

Control de malezas

La infestación de malezas algunas veces se extraen manualmente, aunque en sistemas de producción de alta tecnología, se pueden agregar herbicidas al agua de riego.

El control de malezas con herramientas manuales es la práctica más frecuente en el taro de tierras secas. Se debe tener cuidado de confinar las herramientas a la superficie del suelo; Las raíces del taro son muy superficiales y pueden ser dañadas muy fácilmente por la escarda profunda o el cultivo.

Aplicación de fertilizante

La mayoría de los productores de taro en la región de Asia / Pacífico, especialmente aquellos que producen taro para subsistencia, no usan ningún fertilizante. Algunos incluso creen que los fertilizantes disminuyen la calidad y la capacidad de almacenamiento de su taro. De todos modos, se ha encontrado que el taro responde bien a los fertilizantes, a los abonos y a los compost.

En general, es mejor aplicar el fertilizante, el compost o el estiércol como una dosis dividida. La primera porción se aplica en la siembra, posiblemente incorporada en el suelo durante la preparación de la tierra. Esta primera dosis favorece el establecimiento temprano de la planta y la elaboración de la hoja. La segunda dosis se suministra de 3 a 4 meses después, cuando el agrandamiento del cormo está en marcha.

Cosecha del Taro

Para el taro de las tierras secas, la madurez para la cosecha se señala por una disminución en la altura de las plantas y un amarilleo general de las hojas. Estas mismas señales ocurren en taro inundado, pero son menos distintivas. Debido al suministro continuo y abundante de agua, el sistema de raíces del taro inundado permanece vivo y activo, y la senescencia de las hojas es solo parcial.

El tiempo desde la siembra hasta la cosecha varía de 5 a 12 meses para el taro de tierras secas y de 12 a 15 meses para el taro inundado. Mucho depende del cultivar y las condiciones prevalecientes durante la temporada. La recolección se realiza más comúnmente por medio de herramientas de mano. El suelo alrededor del cormo se afloja y el cormo se levanta al agarrar la base de los pecíolos.

Para el taro inundado, la cosecha es más tediosa debido a la necesidad de cortar las raíces vivas que aún anclan el cormo al suelo. Incluso en los sistemas de producción mecanizados, la recolección se realiza principalmente a mano, lo que aumenta la mano de obra y el costo de producción.

Lee también:   12 Beneficios Y Propiedades De Los Porotos.

El rendimiento promedio de taro en Oceanía es de aproximadamente 6.2 toneladas / ha, mientras que para Asia es de 12.6 toneladas / ha. El promedio mundial es de alrededor de 6,2 toneladas / ha.

Propiedades y beneficios del Taro

El taro es una planta muy nutritiva, su raíz contiene Energías, Proteínas, Lípidos, Hidratos de carbono, Fibra total, Azúcares, Calcio, Hierro, Magnesio, Fósforo, Potasio, Sodio, Zinc, Vitamina C, ácido ascórbico, Tiamina, Riboflavina, Niacina, Vitamina B-6, Folato, Vitamina A, Vitamina E (alfa-tocoferol), Vitamina D, Vitamina K (filoquinona) y  Ácidos grasos.

Usos alimenticios

Raíces de Taro

Raíces de Taro

  • El taro se cultiva más comúnmente por sus raíces comestibles con almidón.
  • La colocasia se cosecha por su cormo que se consume después de hervir, freír o asar.
  • Los granos se pueden secar y usar para hacer harina o se pueden rebanar y freír para hacer papas fritas.
  • Las hojas de la planta también son comestibles y generalmente se consumen como vegetales después de cocinar en platos como los guisos.
  • Las especies de Xanthosoma producen tubérculos como papas y se hierven, se hornean, se cuecen al vapor o se fríen antes del consumo.

Usos medicinales

  • La fibra que contiene lo hace un apoyo eficaz en nuestra salud gastrointestinal.
  • contiene antioxidantes, ayudar a eliminar los radicales libres, mejora la visión y previene posibles afecciones de la misma.
  • Disminuye la posibilidad de contraer diabetes.
  • Alivia el estrés, la presión en los vasos sanguíneos y las arterias, y por consiguiente mejora la circulación.
  • Se utiliza como coadyuvante para reducir la presión arterial.
  • Es un estimulante del sistema inmunológico y se puede utilizar para prevenir enfermedades graves como el cáncer.

Importancia económica del Taro

El taro es un recurso esencial en la industria farmacéutica debido a las numerosas propiedades medicinales que tiene. Es efectiva para una alta gama de enfermedades; lo que la hace una planta muy versátil a la hora de ser agregada. Además de esto, se le dan múltiples usos alimenticios, ya que todas las partes de la misma son comestibles, lo que crea un gran auge en la comercialización de sus productos y por consiguiente; grandes ganancias económicas.

Curiosidades de Taro

  • El taro se considera como una de las primeras plantas que se cultivó en la historia de la humanidad.
  • La forma más conocida es el dasheen, que se le llama también Orejas de elefante, por el ancho de sus hojas.
  • La planta debe de cocinarse antes de su consumo, ya que de lo contrario puede ser tóxica, ya que contiene cantidades considerables de oxalatos.
  • Si tu planta de taro no está creciendo lo suficiente, necesitas más calor o más nutrición.
  • El taro desnutrido presenta ciertos síntomas de deficiencia. La deficiencia de potasio causa clorosis de los márgenes de las hojas y la muerte de las raíces.
  • La deficiencia de zinc da como resultado clorosis inter-veinal, mientras que para el fósforo, un contenido de pecíolo de la hoja por debajo de 0.23% señala la necesidad de aplicar fertilizante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *