Plantar plantas de iris: cuándo es el mejor momento para plantar tubérculos de iris

El género Iris (EYE-ris) puede tener solo alrededor de 300 especies en su nombre (y algunos estiman incluso menos), pero es tan diverso que hay 6 subgéneros diferentes.

De estos, 4 tienen bulbos y 2 tienen rizomas, lo que es confuso incluso para los cultivadores de iris veteranos.

cultivo de plantas de iris

Aún más confuso es el hábito del lirio de tener una amplia gama de diferentes necesidades de cuidado, como la necesidad del iris de bandera amarilla por un terreno pantanoso versus el iris argelino y su necesidad de condiciones más áridas.

Sin embargo, lo más confuso para muchos entusiastas del iris es cuánto tiempo se pueden almacenar las protuberancias antes de plantarlas.

Dado que la necesidad de división es algo que todos los lirios tienen en común, esta pregunta surgirá invariablemente para cualquiera que tenga una planta de lirio.

Índice
  1. ¿Cuánto tiempo puedes conservar los bulbos antes de plantar lirios?
    1. Vida útil de una lámpara de iris
    2. Atención: ¡los bulbos NO son lo mismo que los rizomas!
    3. Cosecha de bulbos de iris
    4. Dividir las bombillas
    5. Secar los bulbos
    6. Curar las lámparas
    7. Tienda para el invierno
    8. Comprobar a menudo

¿Cuánto tiempo puedes conservar los bulbos antes de plantar lirios?

Las lámparas de iris tienden a ser viables hasta por un mes, aunque ciertas condiciones pueden afectar su vida útil.

No solo necesitará las condiciones de almacenamiento adecuadas, sino que también deberá considerar la salud de la lámpara y la temporada en la que la almacenará.

Vida útil de una lámpara de iris

Una lámpara de iris tiene una vida útil de solo 4 a 6 semanas cuando se almacena correctamente.

Los bulbos son muy susceptibles a secarse y pudrirse, lo que los hace muy difíciles de almacenar.

Para obtener los mejores resultados, generalmente se sugiere plantar los bulbos lo antes posible, ya sea en una maceta o en el jardín.

Atención: ¡los bulbos NO son lo mismo que los rizomas!

Antes de continuar, es esencial abordar uno de los conceptos erróneos más comunes sobre el cuidado del iris.

A pesar de lo que la mayoría de los sitios web (e incluso algunos expertos) afirman, los bulbos de iris no son lo mismo que un rizoma de iris, y confundirlos a menudo conduce a un dolor de cabeza.

Los únicos lirios que tienen rizomas son:

  • El subgénero Iris (barbudo)
  • Limniris (sin barba)

También son los más populares.

Al plantar, un rizoma de iris tendrá hasta ⅓ de su altura expuesta, mientras que un bulbo debe producirse a una profundidad de 3 veces su altura.

Los dos también se propagan de manera diferente, con los bulbos produciendo cogollos que se convierten en nuevos bulbos, mientras que los rizomas se extienden casi como el jengibre.

  • Corta un trozo pequeño para saber si tu iris tiene un bulbo o un rizoma.
  • Si el interior es blanco y almidonado como una papa, tiene un iris rizomatoso y deberá almacenarlo de manera diferente.
  • Sin embargo, si ve capas como una cebolla, su iris es del tipo bulboso y es seguro seguir leyendo.

Cosecha de bulbos de iris

Los bulbos deben cosecharse en otoño antes de las primeras heladas.

Comience haciendo lo siguiente:

  • Excave alrededor del grupo de iris con una pala de jardín o una horca e incline suavemente el grupo del suelo.
  • Deje un poco de espacio para que no dañe las raíces al final, generalmente de 2 a 3 pulgadas.
  • Retire con cuidado cualquier exceso de tierra, teniendo cuidado de no dañar los frágiles bulbos.
  • Es posible que desee quitar la tierra con las manos o con una manguera de baja presión.
  • Si aún no ha cortado sus iris, ahora necesita recortar las hojas a unas 3 a 4 pulgadas.

Dividir las bombillas

  • Divida sus bulbos y verifique cuidadosamente si hay signos de enfermedad o infestación.
  • Los pequeños agujeros en el bulbo son evidencia de una infestación por el barrenador del iris.
  • Un mal olor o manchas leves sugieren podredumbre.
  • Los bulbos dañados durante la excavación también deben desecharse.
  • Si bien es posible salvar una bombilla dañada o parcialmente enferma, los riesgos superan con creces los beneficios potenciales.

Secar los bulbos

  • Luego coloque los bulbos al sol o frente a una ventana luminosa para que se sequen.
  • Tomará alrededor de 1 a 2 días a pleno sol o de 3 a 4 días en el interior para que los bulbos se sequen lo suficiente para el siguiente paso.
  • Si no se sienten secos al tacto, déjalos reposar un poco más.

Curar las lámparas

Este paso necesario ayuda a que las lámparas se ajusten desde su condición anterior a su área de almacenamiento.

  • Encuentre un lugar oscuro y seco, como un sótano o un garaje, con temperaturas que no superen los 70° Fahrenheit.
  • Deje que los bulbos reposen allí durante aproximadamente 2 semanas.
  • Cubra con polvo antifúngico o polvo de azufre.

Tienda para el invierno

Una vez que las bombillas se hayan endurecido correctamente, haga lo siguiente:

  • Primero, colóquelos en un recipiente limpio y poco profundo con buena ventilación.
  • Las cajas de plástico poco profundas sin tapas funcionan bien para esta tarea.
  • A continuación, cree un medio de almacenamiento utilizando una mezcla a partes iguales de turba húmeda, astillas de madera fina y arena.
  • Usa esta mezcla para cubrir tus bulbos en una sola capa.
  • Por otro lado, puedes envolver individualmente cada lámpara en una sola capa de periódico.

Comprobar a menudo

No se puede enfatizar lo suficiente el riesgo de pudrición o secado excesivo, y es importante revisar los bulbos cada 2 o 3 días mientras están almacenados.

Cuando un bulbo se seca tanto que comienza a dorarse, sigue estos consejos:

  • Rocíe la mezcla de almacenamiento ligeramente, pero tenga cuidado de no mojar el bulbo o los bulbos sanos cercanos.
  • Cualquier bulbo que muestre signos de podredumbre o enfermedad debe desecharse de inmediato.

Tenga en cuenta que los bulbos solo duran de 3 a 4 semanas almacenados, ya que ya pasó 2 semanas secándolos, así que planee colocarlos en macetas o plantarlos antes de que se agote ese tiempo.

Lee también:   Monarda Clinopodia: Cómo cultivar plantas de bergamota blanca

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir