Luz Ultravioleta Para Plantas: Tipos, Efectos Y Cómo Encontrarla

Utilizar luz ultravioleta para plantas, también conocida como luz UV, es una gran ayuda en el cultivo. Se trata de un tipo de radiación de tipo electromagnética que podemos tener naturalmente por los rayos del sol. Esta luz se divide en tres secciones diferentes de diferentes longitudes de onda:

  • UVA = 400 nm-315 nm
  • UVB = 315 nm-280 nm
  • UVC = 280 nm-100 nm
Luz ultravioleta para plantas
Luz ultravioleta para plantas

Los rayos UVA y UVB son una parte clave de la vida en la Tierra. Sin embargo, tus plantas no siempre necesitan estar al aire libre para beneficiarse de la luz UV. Las luces de crecimiento para interiores también pueden crear estos rayos artificialmente, haciendo posible que los productores den a sus plantas de interior los mismos beneficios que las que crecen en el exterior.

Índice
  1. ¿Cómo ayuda la luz UV a mis plantas?
  2. Qué no hacer con la luz ultravioleta y las plantas
  3. ¿Cómo consigo luces UV para mis plantas?
  4. Luz ultravioleta y daño en el ADN
  5. Tipos de luz ultravioleta para plantas
  6. Beneficios de la luz ultravioleta para las plantas
    1. 1-La luz UV previene la herbivoría de insectos
    2. 2-La Luz UV y “protector solar” para plantas
    3. 3-La luz UV reduce el crecimiento de hongos

¿Cómo ayuda la luz UV a mis plantas?

Durante años, la luz Ultravioleta fue vista como una fuente de luz no deseada debido a sus efectos dañinos para los humanos. Ese daño causó que los fabricantes de iluminación hicieran grandes esfuerzos para bloquear los rayos UV emitidos por sus productos. Sin embargo, investigaciones recientes han ayudado a que salgan a la luz los beneficios de los rayos UV para el crecimiento de las plantas.

La luz ultravioleta activa los mecanismos de defensa natural de una planta, produciendo una especie de "protector solar" para protegerse de la luz dañina. Algunas plantas pueden producir hasta 15 proteínas de defensa diferentes con exposición a los rayos UV.

A medida que aumenta la cantidad de UV, también lo hace la producción de proteínas de defensa. La presencia de estas proteínas puede mejorar el olor, el color, el sabor y la resistencia de una planta a las enfermedades. Las plantas cultivadas en interiores sin exposición a los rayos ultravioletas pueden carecer de estos beneficios mejorados.

La luz ultravioleta también puede acelerar el proceso de germinación para iniciar semillas cuando se cultivan en interiores. A medida que los productores trasplantan las plántulas a fuentes de luz más intensas, la radiación UV fortalece las plantas y las prepara mejor para la luz de alta intensidad.

El trasplante de plántulas de iluminación de baja intensidad a iluminación de alta intensidad puede impactar o retrasar el crecimiento de las plantas. La exposición a los rayos UV en las primeras etapas del crecimiento de las plantas reduce el tiempo de choque y acelera el proceso de producción.

Qué no hacer con la luz ultravioleta y las plantas

Sí, los rayos UV tienen beneficios para el crecimiento de las plantas, pero aún pueden causar daños a las mismas y a los humanos si no se usan adecuadamente.

No esperes mejorar el crecimiento de tu planta saliendo y comprando una lámpara de bronceado. Las lámparas solares proporcionan una gran cantidad de rayos UV, y la piel humana solo puede exponerse a ellas durante cortos períodos de tiempo. Exponer las plantas a tanta radiación UV puede matarlas rápidamente.

Los productores deben proporcionar a sus plantas un espectro completo de calidad que emita la cantidad correcta de UV. Esa luz de espectro completo debe imitar la luz solar natural para que las plantas se sientan como si estuvieran creciendo al aire libre.

¿Cómo consigo luces UV para mis plantas?

La luz solar natural no es realmente una opción para jardines interiores. Es por eso que las luces de crecimiento son clave para las personas que intentan cultivar sus propias plantas en interiores.

Si bien muchas opciones de luz de cultivo de interior producen poca o ninguna luz ultravioleta, las lámparas de cultivo HORTILUX están diseñadas con un espectro de luz exclusivo para brindar a tus plantas los rayos UV que necesitan para prosperar.

Luz ultravioleta y daño en el ADN

Las plantas detectan la luz UV a través de fotorreceptores UV específicos llamados UV Resistencia 8 (UVR8). Es importante que una planta pueda detectar las longitudes de onda UV porque pueden dañar el ADN.

La luz UV-C es especialmente dañina y puede alterar los patrones de metilación del ADN. Al detectar la luz UV, los fotorreceptores UVR8 envían señales a otras partes de la planta que causan cambios en el crecimiento y el desarrollo.

¿Qué tipo de cambios? La planta comenzará a fabricar enzimas de reparación de ADN (para reparar el ADN dañado) y "protector solar" (para evitar más daños). Juntos, estos mecanismos de protección evitan daños mayores a las células vegetales.

Tipos de luz ultravioleta para plantas

Foco de luz UV
Foco de luz UV

La luz ultravioleta es radiación con longitudes de onda entre 100 nm y 400 nm y no es visible para el ojo humano. Representa aproximadamente el 10% de la salida total de luz del sol y se divide en varios subtipos.

Los tres subtipos en los que se centrará este artículo son UV-A (315-400 nm), UV-B (280-315 nm) y UV-C (100-280 nm). La radiación UV afecta muchos aspectos del crecimiento de las plantas, incluido el desarrollo de compuestos y estructuras de defensa, la prevención del ataque de insectos y hongos y el daño del ADN.

En el apartado de los beneficios de las luces ultravioletas para plantas, puedes encontrar cómo funcionan y los efectos que tienen cada uno de estos tipos de radiación en el desarrollo de las plantas.

Beneficios de la luz ultravioleta para las plantas

A continuación te presentamos algunos de los beneficios que tiene la luz ultravioleta para las plantas:

1-La luz UV previene la herbivoría de insectos

La luz UV puede aumentar la producción de compuestos vegetales como los glucósidos, que pueden hacer que una planta huela y sepa mejor. Si bien muchos glucósidos saben deliciosos para nosotros los humanos, pueden ser tóxicos para algunos insectos.

¡Las plantas con niveles elevados de estos compuestos tóxicos tienen menos probabilidades de ser comidas por los insectos! Por ejemplo, cuando el brócoli se cultiva con radiación UV, produce más glucosinolatos y otros metabolitos que disuaden a los insectos. Como resultado, estas plantas de brócoli UV tienen menos pulgones en comparación con las plantas de control (sin luz UV).

Vemos un efecto similar en otras relaciones planta-insecto. La soja es un importante cultivo de leguminosas que a menudo es atacado por dos tipos de chinches. La luz UV-B aumenta la producción de glucósidos en la soja y, como resultado, hay menos daño a las semillas (la parte que comemos).

En las plantas de tabaco, la luz UV-B aumenta la concentración de ácido fenólico, lo que mejora la defensa de la planta contra la polilla del gusano espino 9. Por lo tanto, el uso de luz UV-B en instalaciones de cultivo al aire libre tiene un gran potencial para mejorar el rendimiento de los cultivos al reducir el daño causado por los insectos.

2-La Luz UV y “protector solar” para plantas

Las plantas pueden producir muchos tipos diferentes de "protectores solares". Algunos de estos protectores solares son físicos, como los tricomas, y otros son químicos, como las antocianinas y el betacaroteno. Los tricomas son excrecencias similares a pelos que se encuentran en la epidermis (piel) de muchas especies de plantas.

 Los tricomas son reflectantes y pueden proteger a la planta de los dañinos rayos UV. Por esta razón, la radiación UV puede aumentar la densidad del tricoma. Dado que el THC se produce y almacena en tricomas de cannabis, la luz UV también aumenta el contenido de THC.

El segundo tipo de "protector solar" es el protector solar químico. La luz UV-A aumenta el contenido de antocianinas mientras que la luz UV-B aumenta la cantidad de licopeno, betacaroteno, glucósidos y derivados del ácido hidroxicinámico.

Si bien estos químicos que suenan con la ciencia pueden actuar como protectores solares, también desempeñan otras funciones. Por ejemplo, las antocianinas le dan a muchas plantas un color rojo-púrpura-azul (piensa en los arándanos y las frambuesas).

Betacaroteno da a las plantas un color naranja (como por ejemplo en zanahorias y ñames). Y muchos glucósidos son responsables de darle sabor y olor a nuestros alimentos (como en el caso del vino) Los productores pueden aprovechar estas respuestas de las plantas para hacer que las verduras se vean, huelan y sepan mejor.

3-La luz UV reduce el crecimiento de hongos

La luz UV puede alterar el ADN de todos los organismos: plantas, humanos, animales e incluso hongos. Los organismos expuestos a la luz ultravioleta regularmente desarrollan mecanismos para prevenir y tratar el daño del ADN, como los "protectores solares" y las enzimas de reparación del ADN.

Algunos hongos patógenos tienen actividad reducida o perdida de estas enzimas reparadoras de ADN. Tras la exposición a la luz UV, algunos hongos patógenos acumularán tanto daño en el ADN que serán incapaces de reproducirse y propagarse.

Como productores, podemos usar esto para nuestra ventaja, ya que las plantas a menudo son víctimas de ataques de hongos. Por ejemplo, el tratamiento de plantas de rosas con un par de horas de luz UV-B reduce la infección por mildiu polvoriento (PM) hasta en un 90%.

Los investigadores descubrieron que la luz UV evita que las esporas de PM germinen y sobrevivan. Y no se trata solo de rosas: la luz UV-B también reduce la gravedad de la MP tanto en fresa como en romero, ¡hasta en un 99% en comparación con los controles no tratados!

La luz UV-B es efectiva contra otros tipos de hongos patógenos, como Botrytis, que comúnmente afecta a las plantas de cannabis. Particularmente la luz ultravioleta-B, puede dañar el ADN de muchos organismos, incluidos los hongos. Como productores, podemos utilizar la luz UV-B a nuestro favor para reducir la propagación y la gravedad de las invasiones de hongos en las plantas de cannabis.

La luz UV afecta el crecimiento y desarrollo de las plantas de muchas maneras. Debido a que la luz UV tiene un gran potencial para dañar el ADN, las plantas pueden defenderse a través de "protectores solares" físicos y químicos. Estos "protectores solares" incluyen tricomas, antocianinas, licopeno, betacaroteno y glucósidos. Muchos de estos "protectores solares" también son rasgos beneficiosos para las plantas, y los productores pueden usar esto como ventaja para mejorar la calidad de sus productos.

Lee también:   Negrillo. Origen, Descripción, Variedades, Cultivo, Cuidados Y Usos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Subir