Belesa. Origen, descripción, Cultivo, Cuidados, Propiedades.

La belesa es una especie originaria de zonas cálidas, templadas o tropicales. Esta planta posee una floración en diferentes colores que suele ser usada como decorativa en jardines y macetas, su cultivo y cuidado es fácil por lo que no requiere conocimientos extensos. Además de poseer propiedades terapéuticas medicinales su aplicación puede ser peligrosa por lo tanto hay que tener cuidado.

Índice

    Origen de la Belesa

    Es una planta originaria de Europa meridional y el Mediterráneo, encontrándose en lugares abiertos, secos y terrenos baldíos.origen de la belesa

    Descripción

    Es una planta arbustiva perenne que seca todos los años en invierno y vuelve a retoñar en primavera, de  una altura de 30 a 120 cm, de color verde oscuro, con una característica muy distintiva de ser gamopétala, lo que quiere decir que todos sus pétalos se encuentran unidos.

    Su tallo es anguloso, leñoso y tendido por la base, en la parte superior muy ramificado y erecto, sus ramas laterales tiesas. Sus hojas alternas miden de 5 a 9 cm de largo, las inferiores de 3 a 4,5 cm de ancho, con el peciolo atado, más o menos ovaladas, las medias sésiles, abrazadas, auriculadas, más o menos lanceoladas, onduladas, de 1,5 a 4 cm de ancho, con dientes y peciolo raramente glandulosos.

    Su inflorescencia se produce en espigas, con muchas flores, un cáliz de forma tabular, con 5 dientes, el pedúnculo claramente glanduloso y corola tabular con ribete de 5 lóbulos, aproximadamente con 1 cm de ancho y 5 estambres libres. Su fruto es seco y muy pequeño, que se abre mediante cinco cubiertas.

    Botánica de la Belesa

    La belesa o dentelaria es una planta que pertenece a la familia de las Plumbagináceas, que lleva por nombre científico Plumbago europaea. Además se le conoce como: “blesa”, “dentalaria”, “hierba belesa”, “hierba de cáncer”, “hoja de belesa”, “plumbago”, entre otros.

    Variedades de Belesa

    Este es un género que abarca alrededor de 20 especies diferentes, las más comunes que son cultivadas y comercializada son las siguientes:

    Plumbago auriculata (capensis):

    Se trata de una especie proveniente de Sudáfrica. Es una de las más comercializadas, que además se le conoce como “jazmín azul”, “malacara”, “plumbago azul”, “plumbago del cabo”, “jazmín del cielo”. Este es un arbusto de crecimiento rápido, alcanzando una altura de 1,8 metros, con tallos semileñosos y ramosos. Las hojas son de color verde claro, ovadas, redondeadas en el ápice, que pueden llegar a medir unos 5 a 6 cm.

    El cáliz esta soldado en tubo, con cinco dientes agudos. Las flores están asociadas en grupos de 20, formando así espigas de 25 a 30 cm de largo, de un color azul intenso y florecen de julio a diciembre. Esta especie se puede desarrollar de forma óptima en macetas ubicadas en exteriores, que no requieren de cuidados especiales, en verano puedes regar libremente y necesitan un lugar cálido para florecer.

    Plumbago rosea (indica):

    Su hábitat natural es de Asia. Este es un arbusto que presenta hojas menos largas que el plumbago auriculata, con forma ovalada, destacándose por su floración de colores de un rojo vivo, aunque no es tan exuberante como la anterior y es una de las más cultivadas. Se cultiva como planta ornamental, requiere de temperaturas suaves, que no sean menos de los 7 °C.

    Plumbago caerulea:

    Se trata de una especie originaria de América del Sur. Este es un arbusto de un tamaño de unos 50 cm, con flores azules de 5 pétalos, de mucho valor ornamental. Esta especie en chile crece en elevaciones bajas, valles de interior, donde el periodo sin precipitaciones dura de 3 a 5 meses, alcanzando 400 a 800 mm anuales, concentrándose en invierno. Se puede exponer a pleno sol sin ninguna protección.

    Plumbago pulchella:

    Es originaria de más de 20 regiones en México. Es una especie de planta medicinal de tradición en Mesoamérica, incluida en el noroeste de México, en la población de Raramuri. Igualmente se le reconoce como “cola de iguana”. Posee un tamaño de hasta 1 metro de alto, con hojas de hasta 11 cm de largo, ovadas a romboides y puntiagudas. La inflorescencia se produce en racimos de hasta 20 cm de largo, con frutos algo cilíndricos y secos con una sola semilla.

    Plumbago wissii:

    Se trata de una rara especie endémica de Brandberg en el norte de Namibia. Es un atractivo arbusto que crece 1,5 metros de diámetro aproximadamente y 60 a 80 mm de alto. Sus tallos y hojas son lineales, suavemente de coloración verde y flores con tonos violetas a púrpuras.

    Plumbago zeylanica:

    Es una especie incluida en India y Australia, crece en climas tropicales y subtropicales del mundo. Esta planta herbácea posee tallos glabros, las hojas sésiles o pecioladas y ovadas, que miden de 5 a 9 x 2,5 a 4 cm de longitud. Sus inflorescencias tienen raquises glandulares y viscosos, con una longitud de 3 a 15 cm, sus flores tienen corolas blancas de 17 a 33 mm de diámetro y tubos de 12,5 a 28 mm de longitud. Sus frutos son cápsulas que tienen 7,5 a 8 mm de largo y semillas de color marrón rojizo a marrón oscuro.variedades de la belesa

    Tamaños

    Alcanza un tamaño de hasta 120 cm de altura, sus hojas simples y enteras tienen un tamaño máximo de 12 cm.

    Colores

    Sus tallos son de un verde oscuro y flores de una amplia variedad que podemos encontrar en colores como el blanco, rojizo, el rosa, el azul y el violeta que es el más común.

    Formas

    Se caracteriza por poseer tallos ramosos y estriados, con hojas delgadas, ásperas en forma de espiral.

    Como se cultiva la Belesa

    Como todo planta está también requiere una serie de condiciones para saber cómo se cultiva y que su desarrollo sea el adecuado. Entre los cuales te podemos mencionar los siguientes:

    • No tolera el frío, elige las altas temperaturas del verano.
    • Requiere de mucha luz, por lo que se recomienda cultivarlas en zonas directamente al sol.
    • Dado que es un arbusto escalador, es propicio colocarle guiadores para orientar su crecimiento.
    • Puedes cultivar para ser multiplicada por esquejes o semillas.
    • Si vas a realizar su multiplicación de cultivo por esquejes, debes hacerlo con esquejes de unos 8 a 10 cm de las ramas laterales de la planta con un corte oblicuo justo bajo un nudo eliminando las hojas ubicadas de abajo. Para favorecer su enraizamiento espolvorea la parte cortada con un polvo especializado y luego situarla en una maceta.
    • Cuando cultives algunas plantas trata de dejar una separación de 90 a 150 cm entre ellas.

    En un Jardín

    Si quieres cultivar en un jardín al exterior en áreas con temperaturas suaves, solo bastará con que sean colocadas en terrenos que no reciban luz solar directa durante las horas más cálidos de los días calurosos. Cuando son cultivadas al exterior en la época invernal con climas excesivos, asegúrese de resguardar los tallos y raíces con turba, con paños de tejido o pajas.

    En Maceta

    Puede cultivarse en macetas en exteriores, se aconseja evadir las áreas con corrientes de aire. Cuando cultives en macetas es fundamental agregar en el fondo trozos de barro o grava para favorecer el escurrimiento de agua. Si cultivas semillas en macetas debes cubrir con un plástico transparente.cultivo de la belesa

    Cuidados de la Belesa

    Este es un arbusto rústico que no necesita de ambientes especiales, solo hace falta de una serie de cuidados para que se desenvuelva apropiadamente. Entre los cuales tenemos:

    Riego y humedad:

    Durante la primavera y el verano regar abundantemente. Hay que esperar que la tierra este totalmente seca para realizar riego tras riego,  de lo contrario puede provocar que las raíces se pudran, causando enfermedades debido al encharcamiento que se ocasiona. Requiere de entornos húmedos por lo que regularmente debe regarse hasta que aparezcan sus primeras flores. Nunca debe hacerse cuando está recibiendo luz solar directa.

    Suelo y trasplante:

    Requiere de terrenos con un buen drenaje evitando encharcamientos. A principios de la primavera se puede trasplantar usando una maceta un poco más grande y una tierra fértil.

    El abono:

    Abonar cada dos semanas durante todo el verano y finalizando la primavera, se sugiere aplicar  un fertilizante líquido disuelto en agua de riego. Cuando llegue la época de frío se deben suspender los abonos, entre los meses de otoño e invierno.

    La poda:

    El momento adecuado para realizar la poda de la planta, es una vez que finalice el proceso de crecimiento de las flores. Esto se efectúa trozando los tallos leñosos a unos 30 cm del terreno. Se deben hacer correctamente, sino las flores se formaran en las ramitas intactas, es decir en las de todo el año. Para llevar a cabo este paso debes usar las siguientes materiales: sierra de poda de poda plegable, sierra de poda plegable,  sierra rígida y machete para limpiar.

    Las plagas y enfermedades:

    Al igual que otras plantas pueden sufrir por plagas y enfermedades que afectar su desarrollo. Una de las pestes más comunes es el pulgón, los cuales son pequeños insectos que absorben la sabia de la planta, ocasionando que la misma se marchite. El mejor remedio para destruirlos es empleando artículos específicos.

    Semillas

    Las semillas se usan para realizar su multiplicación en la primavera. Se esparcen las semillas de manera uniforme en un sustrato, se entierran, se humedece el terreno y luego regar con agua y fungicida para evitar infecciones de hongos. Al colocar las semillas en una bandeja se debe cubrir con un plástico transparente, asegurando una buena temperatura, evitando que el suelo se seque rápidamente.

     Luego ubique la bandeja en un lugar a una temperatura alrededor de los 21 a 24 °C en la sombra. Hasta el tiempo que germinen las semillas, retire el plástico todos los días para controlar la humedad y elimine el agua de concentración del vidrio o del plástico. Retire definitivamente el plástico cuando las semillas germinen y ubique la bandeja en un lugar luminoso, ni directo al sol ni airada.

    Flores

    Las flores suelen ser bastante tardías, producen breves espigas en las cúspides de las ramas, con pétalos de color violeta azulado, con una línea central de tonos más oscuros, que se abren durante el otoño y el verano. Se disponen de un cáliz angosto, dividido en cinco dientes cubierto de pelos glandulares viscosos, con una corola en forma de embudo, con un tubo largo y en lo alto con cinco lóbulos.flores

    Propiedades y beneficios de la Belesa

    Las raíces y hojas poseen propiedades que producen efectos vesicantes y rubefacientes, esto quiere decir que son peligrosas cuando se aplican machacadas en la piel, produciendo enrojecimiento, ampollas e inflamaciones, aunque pueden ser beneficiosas para tratar males como la sarna y otros tipos de erupciones. En algunos casos le han atribuido propiedades analgésicas, debido que se ha usado para calmar dolores de muela, lo que no es recomendable por sus propiedades peligrosas.

    Usos medicinales

    • Se utilizan sus hojas y raíces para usos medicinales.
    • Se ha intentado utilizar de forma doméstica en forma de cataplasma para aliviar diversos dolores, pero debido a que no se han comprobado para tales fines, no se aconseja ser utilizada de esta manera.
    • Para la sarna se utiliza el aceite de belesa con el cual se elaboraba el ungüento de sumeire, que se realiza triturando 100 gr de la raíz en un litro de agua hirviendo, luego colar y aplicar parte del residuo y untar en la parte del cuerpo afectada por la sarna.

    Otros usos

    Este es un arbusto cuyo uso primordial es ornamental, formando parte de la decoración de jardines y terrazas.

    Importancia económica de la Belesa

    Es una variedad de planta muy común con mucha importancia económica, ya que es comercializada para vender por su uso decorativo en terrazas o jardines.

    Curiosidades de la Belesa

    El nombre de dentelaria proviene a que se usaba para calmar dolores de dientes.

    Esta planta se distingue por poseer copas con numerosas glándulas que producen una sustancia pegajosa, cuya intención es que estos quedan pegados al pelaje de los animales y pantalones de las personas y que van a servir de medio para esparcir las semillas.

    Como una peculiar curiosidad, cabe señalar que el nombre que se le da de Plumbago deriva del latín plumbus, que quiere decir plomo, no solo por el color de sus flores de algunas variedades, sino también porque en la antigüedad era la cura del envenenamiento con plomo.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir