Aguileña. Origen, Descripción, Variedades, Cultivo, Cuidados Y Usos

La flor de Aguileña es perfecta si te gustan las flores de colores que puedes naturalizar fácilmente. Aquilegia es una planta silvestre bonita y resistente que trae flores de color amarillo, naranja, rosa, rojo, violeta, morado oscuro, algunas bicolores e incluso preciosas tonalidades de flor azul.

El nombre científico, Aquilegia (el nombre del género) proviene de la palabra latina para águila, Aquila. Es fácil de entender el origen de esta palabra: los espolones (especialmente en A. vulgaris) pueden recordar una de las garras extendidas de un águila o un halcón.

El origen del nombre científico es, sin embargo, algo en desacuerdo con el origen del nombre común, “columbine” (del latín, columba), que se refiere a palomas. Al parecer, algunos encuentran una semejanza en la flor columbine invertida a cinco palomas anidadas juntas.

Origen de la Aguileña

Tuvo sus orígenes en el este de América del Norte, Estados Unidos.

Descripción

Aguileña (Aquilegia)
Aguileña (Aquilegia)

La Aguileña es una planta perenne que normalmente mide 3 a 80 cm de altura. Las flores colgantes se sientan solas o en racimos sobre tallos delgados erectos. Son muy distintivos y fácilmente reconocibles en jardines o en la naturaleza.

Cuando se encuentran en la naturaleza, las flores miden de 3 a 4 cm de largo, son azules, rosas o blancas. Las variedades cultivadas de columbine sin embargo son muy variables en color. Las flores tienen un olor agradable, no muy diferente del heno, pero tienen un sabor amargo, bastante desagradable y agudo.

Las flores  llamativas de aguileña tienen una parte superior similar a un bonete con “garras” en la parte inferior. Son ideales para arreglos de flores cortadas. Las vainas de semillas son un buen complemento para los arreglos de flores secas.

La planta ha sido cultivada como planta ornamental y medicinal desde la época medieval. A menudo se encuentra creciendo en forma silvestre en prados, bordes de bosques, bordes de playas, zanjas, parques y alrededor de antiguas ruinas de casas. Suele preferir suelos secos y calcáreos.

Botánica de la Aguileña

  • Familia; Ranunculaceae
  • Nombre botánico; Aquilegia
  • Tipo de planta; herbácea perenne
  • Tiempo de floración: de abril a junio
  • Resistencia: zonas de resistencia al USDA 3-8
  • Exposición; prospera en sombra parcial a pleno sol
  • Fertilizante; moderado;  alimentación líquida mensual durante la temporada de crecimiento
  • Atrae; muchos polinizadores, incluidas abejas, mariposas, polillas y colibríes, disfrutan de las flores
  • Resiste o Tolera; suelo seco.
  • Requisitos de mantenimiento; ligero a moderado.

Variedades de Aguileña

Hay más de sesenta y cinco especies diferentes de aguileña. Estas bonitas plantas son fáciles de cultivar y brindan un ambiente colorido, variado y encantador a entornos que van desde un pequeño espacio de jardín o una maceta grande hasta un entorno de bosques ondulados.

A continuación te describimos algunas de las variedades más coloridas y populares:

  • La variedad Eastern Red Columbine es un nativo de América del Norte. Tiene tubos interesantes, alargados, apuntando hacia arriba dentro de la flor.
  • Little Lanterns; una variedad enana que crece solo unos diez centímetros de altura. Tiene bonitas flores rojas y amarillas y hojas azules / verdes.
  • La Corbett Columbine; una variedad enana con flores amarillas.
  • Cisne rojo y blanco; que tiene pétalos interiores blancos y pétalos exteriores rojos.
  • Cisne rosa y amarillo; tiene pétalos interiores de color amarillo pálido y pétalos exteriores de color rosa pastel
  • Aquilegia coerulea; también conocida como Rocky Mountain Columbine y la flor oficial del estado de Colorado
  • Aquilegia vulgaris
  • Aquilegia chrysantha
  • Aquilegia OKADA

Como se cultiva la Aguileña

La propagación de aguileña no podría ser más fácil. Puedes permitir que estas plantas de jardín se siembren solas y que broten naturalmente en la primavera o que comiencen las semillas seis u ocho semanas antes de la última helada esperada.

Comprende que si tus plantas son híbridos, y si se vuelven a sembrar por si solas o si recolectas semillas para sembrar, es posible que las crías resultantes no se parezcan a los padres. Sin embargo, seguro que serán bonitas.

Para sembrar estas plantas por semillas debes tomar en cuenta lo siguiente:

  • Necesitarás un suelo rico y bien drenado.
  • Las semillas se deben sembrar en la superficie del suelo y presionarlas ligeramente para que queden bien adheridas.
  • No debes cubrirlas con tierra, necesitan luz para germinar.
  • Las semillas deben brotar dentro de un par de semanas.
  • Cuando estés listo para trasplantar las plantas de semillero a su lecho permanente, elije una ubicación que reciba sol total o parcial.
  • Da a cada plántula un montón de espacio para esparcir cavando un agujero dos veces el tamaño del diámetro de su bola de raíz.
  • Coloca las plantas a uno o dos pies de distancia para permitir una propagación y proporcionar una buena circulación de aire.
  • Después de plantar, riega abundantemente y mantén las plantas bien regadas hasta que se establezcan y comiencen a crecer nuevas hojas.
  • En este punto, reduce el riego para mantener el suelo ligeramente húmedo y uniforme.

Condiciones de cultivo

  • Les va bien a pleno sol, pero tienen en cuenta que su hábitat natural se encuentra en los claros del bosque. Por lo tanto, están más en casa en áreas de sombra moteada.
  • En un área ligeramente sombreada, obtendrás los mejores resultados con un suelo ligeramente rico y húmedo, y recuerda colocar las plantas de manera que proporcionen un buen drenaje.
  • Mantén la mezcla de tierra ligera y evita que las plantas se paren en el agua.
  • Mantén el suelo uniformemente húmedo para estimular las flores más bonitas y abundantes.
  • Si deseas que las plantas se vuelvan a sembrar por sí mismas, o si deseas recolectar semillas, permite que las flores tardías maduren, se marchitan y se van a sembrar.
  • Cuando las flores hayan terminado de florecer y el follaje comience a desvanecerse o se vea desgarrado, corta las plantas hasta el suelo.
  • Mantenlos cortados durante el resto del verano y en otoño. Esto no les hará daño y evitará que algunos tipos de plagas se afiancen.

Cuidados de la Aguileña

  • Una vez que tengas una planta establecida de aguileña, deberás alimentarla de vez en cuando.
  • A principios de la primavera, cuando comiences a ver un nuevo crecimiento, fertiliza con un alimento vegetal completo y soluble en agua. Alimenta una vez al mes durante toda la temporada de crecimiento.
  • Debido a que estas son flores silvestres, funcionan bien con un riego profundo y ocasional.
  • Como regla general, aplica una pulgada de agua una vez por semana.
  • Monitorea cuidadosamente y haz los ajustes necesarios para evitar tener un suelo excesivamente seco o empapado.
  • Mantén el suelo uniformemente húmedo aplicando un par de pulgadas de mantillo alrededor de las plantas.
  • Aplica mantillo a fines del otoño para enriquecer el suelo y proteger las raíces de las plantas para que no se congelen durante el invierno.
  • También puedes esparcir tierra de diatomeas alrededor de la base de las plantas para enriquecer el suelo y desalentar los caracoles y otras plagas.

Plagas que afectan a la planta y posibles soluciones

Las larvas de las moscas de sierra comen el follaje de las plantas a fines de la primavera. Pueden despojar las hojas completamente de una manera rápida. Cuando las larvas de las moscas de sierra alcanzan su pleno crecimiento, caen de las plantas para pupar en el suelo. Una aplicación de insecticida a principios de la temporada puede ayudar a evitar problemas con estas plagas.

Retira las orugas pequeñas y verdes que se comen las hojas cuando las veas y colócalas en un cubo de agua jabonosa. Tanto las larvas como la polilla madura se llaman barrenadores del tallo. En la primavera, los huevos eclosionan y las larvas llevan túneles en los tallos de las plantas.

Por suerte, estas plagas son fácilmente controladas; solo recuerda cortar tu aguileña al final de la temporada de crecimiento y los barrenadores del tallo nunca tendrán oportunidad. Es posible que encuentres colonias de pequeños áfidos verdes en la parte inferior de las hojas de tus plantas.

Causan daño al chupar los jugos de las plantas, y una infestación grave puede matar a una planta. Cuando veas pulgones, trátalos inmediatamente con un rocío muy fuerte de agua para simplemente eliminarlos. Vigila la planta y aplica una solución de jabón de insecticida  si es necesario.

Asegúrate de alentar a los insectos beneficiosos, tales como: Mariquitas, Moscas taquinidas, Mantis religiosa, Lacewings, Damise bugs, Avispas parasitarias, Bichos asesinos, Arañas y otros; para ayudarte con estos. Evita utilizar pesticidas, ya que estos matarán a tus ayudantes de jardín, junto con los pulgones.

Cosecha de la Aguileña

La cosecha tanto de las flores como de las semillas de esta planta la puedes realizar sin problema de forma manual, ya que es una planta pequeña, fácil de manipular y no causa ningún daño a la piel. Solo asegúrate de utilizar un cuchillo bien afilado para que no hagas daño al resto del follaje en el proceso de manipulación de la aguileña.

Propiedades y beneficios de la Aguileña

Los principales usos que se le dan a esta planta son los siguientes:

Usos alimenticios

Las flores y las hojas son comestibles y pueden ser utilizadas como condimento en las comidas.

Usos medicinales

Las semillas y raíces trituradas sirven para tratar una variedad de enfermedades, como dolor de garganta, problemas cardíacos y dolor de cabeza.

Otros usos

  • Naturalizar o usar en áreas boscosas
  • Entornos de jardines con sombra ligera
  • Jardines de colibríes y/o mariposas
  • Jardines de cabañas y bordes.

Importancia económica de la Aguileña

Esta planta no tiene gran efecto en la economía mundial, sin embargo; es comercializada en viveros, gracias la hermosura de su follaje, que es perfecto para decorar cualquier jardín y a sus propiedades medicinales que brindan al poseedor; un alivio al alcance de la mano.

Curiosidades de la Aguileña

  • Las semillas trituradas se usaron en la antigüedad para preparar una poción de amor.
  • ¡cuidado!; el consumo excesivo de las raíces y las semillas de la aguileña puede causar un efecto tóxico, tienen un sabor dulce, pero solo es seguro consumirlas con moderación.
  • El consumo excesivo de esa planta puede causar palpitaciones del corazón y gastroenteritis severa.
Meudys Ochoa
Nativa de la colonia tovar, portadora del premio Fadel "reto a la excelencia", asi como tambien del primer lugar en el concurso regional de poesía infantil en UEE Julio Morales lara. Actualmente realizo estudios de informática en la Universidad Nacional Abierta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here