Abono Para Plantas De Flor. Tipos, Usos, Recomendaciones Y Advertencias

El  abono para plantas de flor  es una opción muy efectiva; aplicar una dosis no exagerada del mismo puede estimular la floración de una planta. Pero antes de fertilizar tu jardín, debes aprender a determinar qué tipo de abono anhelan estas. Algunos abonos desprenden nutrientes en el sustrato de manera gradual, y ciertos tipos de nutrientes promueven más que otros la floración.

También puede comprar un kit de análisis de suelo para verificar los nutrientes del suelo de su jardín para corregir las deficiencias con fertilizantes. Mantener el suelo rico promueve plantas bien alimentadas que producen flores saludables.

Abono para plantas de flor

Lirio-(Planta-de-flor)

Para dale sentido a tu jardín hemos preparado para ti una lista de abonos para plantas de flor que harán que etas se vean hermosas y tengan un crecimiento y desarrollo óptimo.

Abono completo

Es un abono que se necesita para la mayoría de las plantas de flor, ya que  surte  de los tres principales elementos que las mismas requieren para prosperar:

  • Nitrógeno (N): Que ayuda a que el follaje esté más saludable.
  • Fosfato Fósforo (P): Estimula las raíces de las plantas.
  • potasa o Potasio (K): ayuda a la formación de las flores y los frutos

La etiqueta de este tipo de fertilizante o abono para plantas de flor citará los componentes nutricionales en el orden de NPK. Con números que van a  representar el porcentaje de los nutrientes en contraste con los ingredientes que vienen de relleno. Por ejemplo, el abono 10-10-10 tiene un contenido de un 10% de cada uno de los nutrientes. Los ingredientes adicionales son materiales inactivos que aportan un porcentaje de peso y volumen, como en el caso de: piedra caliza, arcilla,  aserrín; en polvo, en agua en abonos líquidos o en formulas.

Los abonos para plantas de flor en general tienen un mayor porcentaje de fósforo en comparación con los demás ingredientes. Las flores sanas inician con sistemas de raíces muy bien fundamentados, y aplicar un refuerzo de fosfatos nos brinda la seguridad de asegurar que las flores comiencen de una manera óptima.

Abono químico

Los fertilizantes o abonos químicos para plantas de flor tienen un costo muy bajo, pero ¿de qué manera son hechos? Los fabricantes crean fertilizantes de manera artificial al mezclar ingredientes químicos inorgánicos para formar agregados como el sulfato de magnesio o el nitrato de amonio.

Una ventaja de las ventajas de este tipo de abono para plantas de flor como lo son los abonos químicos, es que las plantas de crecimiento rápido, como por ejemplo; las flores anuales, atraen los nutrientes velozmente, a menos que la fórmula la hayan diseñado para que sea un fertilizante de liberación lenta. Por su parte las desventajas incluyen el peligro de una aplicación exagerada, que puede causar quemaduras, y la falta de componentes que mejoren el sustrato.

Lee también:   Grosellas Negras. Origen, Descripción, Cultivo, Cuidados, Propiedades

Este tipo de abono para plantas de flor puede venir en diferentes formulaciones, que pueden incluir gránulos, polvos y concentrados líquidos. Algunos de los productos vienen en empaques  previamente diseñados para ser adicionados a la regadera de fumigación. Dichas fórmulas sirven para que el jardinero aplique  los fertilizantes en los contenedores, el paisaje o las plantas de interior.

Abono foliar

Es un abono para plantas de flor que se utiliza muy poco, ya que se trata de nutrientes líquidos fusionados que las plantas absorben a través de sus hojas, y no todas las flores se alimentan eficientemente de esta manera, porque los pelos que caracterizan las hojas actúan como un impedimento para la absorción de los nutrientes.

Las plantas que tienen flores no tienden a recibir todos los nutrimentos que necesitan por medio de sus hojas, sin embargo se puede abordar algunas carencias de nutrientes de manera rápida con el uso de fertilizantes foliares. El potasio es un tipo de nutriente que se adquiere con facilidad cuando se ejecuta la alimentación foliar, por lo que debe utilizar este tipo de abono para plantas de flor, para tratar las deficiencias de potasio.

Si tus flores manifiestan sintomas de clorosis, como por ejemplos las hojas amarillas, puedes estar en presencia de un déficits de hierro en tus plantas. Esta es otra circunstancia en la cual los rápidos resultados logrados por la aplicación de este tipo de abono para plantas de flor pueden ayudar.

Abono orgánico

Los abonos orgánicos son abonos para plantas de flor que proceden de los seres vivos, como en el caso  del estiércol animal, los mohos de las hojas o la emulsión de pescado, y también de los no vivos que incluyen los fosfatos de rocas o la arena verde. Los abonos que son de materia orgánica no solo proveen a las flores los nutrientes esenciales, sino que además optimizan la inclinación del sustrato. Muchos jardineros que no cultivan para comer todavía prefieren los fertilizantes orgánicos debido a que:

  • No calcinan las plantas.
  • Fortifican el sistema inmunológico de las plantas.
  • No son perjudiciales para los insectos convenientes, ni para la vida silvestre.
  • Sus efectos continúan en el suelo por largos periodos.
Lee también:   Lily Crecientes. Origen, Descripción, Cultivo, Cuidados, Propiedades

Las desventajas de los fertilizantes para plantas de flor de tipo orgánicos; incluyen su coste, el atractivo que presentan para algunas mascotas y los pocos ejemplares que existen. Los abonos orgánicos no producen efectos durante la noche, por lo que no pueden corregir de manera rápida las deficiencias significativas de nutrientes.

Abono  simple

Si un análisis de suelo arroja un déficit de algún nutriente principal, puedes comprar un abono para plantas de flor que sea simple, ya que contiene solamente nitrógeno, potasio o fosforo como un ingrediente independiente. Los fertilizantes simples pueden ser orgánicos o químicos.

Un ejemplo de un abono de nitrógeno simple podría ser uno que enumere solo urea o sulfato de amonio como componente. Un fertilizante simple de fósforo puede incluir superfosfato o fosfato mineral como el ingrediente. Por su parte un abono de potasio puede contener muriato de potasa en su recipiente.

Abono de liberación lenta

Técnicamente, todos los abonos para plantas de flor que provienen de materiales  orgánicos son de liberación lenta, debido a que la materia orgánica es muy tardía en descomponerse cuando está en compañía de los microorganismos del suelo. Los abonos orgánicos que son de acción más lenta, incluyen los fertilizantes  de minerales que son insolubles, como por ejemplo; la potasa de roca y otros polvos que proceden de roca.

Los jardineros que prefieren abonar sus plantas de flor una vez y luego olvidarlo pueden adquirir fertilizantes de liberación lenta, ya que utilizan recubrimientos o cubiertas que tienen forma de cápsulas para vigilar la liberación del fertilizante durante un períodos de tiempo largos, puede estarse tratando de semanas o hasta meses. Estos tipos de abono son muy populares en el cuidado de las plantas de interior.

¿Cómo utilizar abonos en plantas de flor?

  • Riegue el día antes de abonar para asegurarse de que su planta esté bien hidratada. Esto ayuda a prevenir la quemadura de la raíz.
  • Aplique un abono equilibrado al suelo húmedo de manera regular durante el período de floración, que suele ser en primavera o verano, pero puede variar entre las diferentes plantas.
  • Dependiendo del tipo de planta y el fertilizante, es posible que deba aplicar abono a su planta de flor cada semana o cada dos meses.
  • Los fertilizantes abonos para plantas de flor de tipo orgánico y los fertilizantes de liberación lenta se descomponen gradualmente, así que no los aplique tan a menudo como otros tipos de fertilizantes.
  • Reduzca la frecuencia de la aplicación o deje de fertilizar por completo cuando llegue el período de inactividad en invierno.
  • Si sus plantas no florecen con un fertilizante equilibrado, aplique un potenciador de floración con fósforo adicional, como un fertilizante con una proporción de nitrógeno, fósforo y potasio de 10-30-20, para fomentar la floración.
  • Como alternativa, aplique un abono para plantas de flor de procedencia orgánica, rico en fósforo, como harina de hueso o guano de murciélago con alto contenido de fósforo.
  • Diluya el fertilizante con agua en una botella con atomizador y rocíe sobre las hojas de las plantas con flores hasta que goteen. Esto fomenta el crecimiento exuberante.
  • Aplica tu abono para plantas de flor en la parte inferior de las hojas; Los poros pueden estar abiertos allí. Debido a que esto fomenta el crecimiento foliar en lugar de la floración, es inteligente hacerlo después del período de floración para mantener las plantas verdes y saludables a medida que las flores se desvanecen, aunque no es necesario.
  • Riega abundantemente después de aplicar a sus plantas con flores para echar los nutrientes más profundamente en el suelo.
Lee también:   Solandra. Origen, Descripción, Variedades, Cultivo, Cuidados Y Usos

Cosas que necesitarás para utilizar los fertilizantes en tus plantas de flores

  • Abono equilibrado
  • Fertilizante alto en fósforo (opcional)
  • Botella de spray (opcional)

Recomendaciones

  • Prueba tu suelo para detectar deficiencias de nutrientes con un kit de análisis de suelo casero o un análisis de suelo profesional antes de plantar plantas con flores.
  • Las plantas con flores jóvenes que todavía se están estableciendo por lo general necesitan más abono, preferiblemente un fertilizante de liberación lenta, y agua que las plantas maduras, aunque no siempre es así.

Advertencia

Si nota que sus plantas no están floreciendo, intente reducir la cantidad de nitrógeno en su abono. El nitrógeno estimula el follaje para crecer a expensas de las flores.

Podemos tener nuestro jardín repleto de hermosas y saludables flores con la ayuda de estos tipos de abono para plantas de flor que acabamos de conocer. Todo está en saber distinguir las características de nuestras plantas para determinar cuál es el tipo de fertilizante que mejor les asienta y seguir las recomendaciones necesarias para lograr los efectos deseados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *